Mejorar la Serie Nacional de Béisbol

Como deporte el béisbol tiene ya varios siglos de existencia. Por supuesto, no siempre existió con las mismas reglas, ni siquiera con el mismo nombre. En comparación, podemos decir que nuestra Serie Nacional de Béisbol, fundada en enero de 1962, es mucho más joven. No por ello, sin embargo, es menos importante para nosotros.

La Serie Nacional de Béisbol, que se encuentra actualmente en su edición 58 es, sin lugar a dudas, uno de los eventos deportivos más relevantes y esperado de nuestro país. En su largo transcurrir, nuestra SN ha tenido varios formatos, siempre con el objetivo de mejorar la calidad de su deporte y de su cualidad de espectáculo. Sin embargo, parece ser que aún no hemos dado con la mejor fórmula.

rinconcubano. Béisbol

Mareas de cambio

En sus más de cinco de décadas de funcionamiento, la SN de Cuba ha pasado por nada menos que 13 fórmulas diferentes. En un principio, durante algo más que 20 años, se jugó por el sistema de todos contra todos. Esto cambió cuando a mediados de la década de 1980 se instauraron las series Play Off para decidir el Campeón Nacional. Hasta 1977, fecha en que se comenzó a jugar a partir de la nueva Organización político-administrativa de Cuba, se jugó con bate de madera, implemento que fue sustituido por el aluminio por espacio de 22 años, al mismo tiempo que se instauraba el bateador designado en sustitución del pitcher que hasta ese momento formaba parte de la alineación. Por otro lado, el nocaut beisbolero se estableció a mitad de los 80.

La cantidad de equipos participantes también ha variado grandemente, de los cuatro iniciales hasta el tope de 17; mientras que la cantidad de partidas ha oscilado en extremos desde 27 hasta 99.

Por otro lado, la edición número 52 también sorprendió con un cambio importante: la aparición de los refuerzos. Una estructura que brinda oportunidad a los directores de los ocho equipos clasificados de seleccionar entre los equipos eliminados, cinco refuerzos para enfrentar la segunda y decisiva fase. Estos peloteros integrarían entonces un draft del que podrían servirse los managers. Una vez seleccionados, ocuparían plaza efectiva en el staff de la novena que requiera su concurso, sin embargo, la dirección técnica de cada plantel, estaría obligada darle baja a uno de sus jugadores inscritos en la nómina.

Sin embargo, un problema continúa.

rinconcubanO. Béisbol

rinconcubaNo. Béisbol

Cómo cumplir objetivos

El problema es fácil de reconocer: nuestra SN aún no funciona todo lo bien que debería. Lo notamos en la calidad de juegos, el desempeño de técnicos y jugadores, opiniones, reacciones del público… en fin: en todas partes. Cada una de las reformas que se ha llevado a cabo hasta el momento en nuestra SN ha cumplido con el objetivo de sacar el 100% de la calidad del deporte en nuestra isla, de mejorar partidos, deportistas y el béisbol en general. Así pues, las preguntas que recorren tanto al público como a las autoridades beisboleras están orientadas en ese sentido. ¿Habrá cambios de estructura para la siguiente campaña? ¿Cuál propuesta gusta más a peloteros, directores, aficionados y prensa especializada?

Muchísimas ideas han florecido al respecto en los últimos años; las redes sociales y el Internet han jugado un papel importante en que se hagan conocidas y lleguen a la mayor cantidad de personas. Los puntos comunes que más se han hecho notar se encuentran:  más de 45 partidos, no renunciar al play off, una liga superior en cuanto a concentración de calidad y la posibilidad de ver en algún momento a los peloteros contratados en diferentes ligas en nuestros estadios.

También se ha visto la propuesta de 90 juegos y dos zonas geográficas (Occidente y Oriente); que ha sido justamente el sistema más estable y exitoso hasta la fecha. No obstante, como punto en contra de este formato en particular, pudiéramos señalar que dejó experiencias claras de que faltando unos 20 desafíos se perdía interés con los conjuntos más rezagados, así como lo veleidoso e injusto de poner cotas para el este u oeste.

Pero si vamos a listar propuestas variadas. ¿Por qué no presentar una con el respaldo de un conocedor del medio que no pertenece directamente a este?

rinconcubAno. Béisbol

rinconcuBano. Béisbol

La propuesta de Joel García

Joel García, periodista deportivo que ha seguido este tema de cerca; hizo pública su propia opinión respecto a la forma que debería tomar nuestra SN en la prensa digital hace unos días. Publicada en Trabajadores (edición digital) y replicada en el portal digital Cubadebate; la propuesta de Joel aboga por una SN de 16 conjuntos. Los mismo juegan 75 partidos, todos contra todos, con la clasificación de los cuatro punteros para la postemporada. La misma sería  de siete a ganar cuatro en semifinal y final. Su fecha de celebración estaría entre finales de marzo y junio. Así no interferiría con la asistencia a juegos múltiples, que siempre se realizan entre julio y agosto.

Para los dichos meses de descanso además de septiembre, el periodista propone reacomodar la importante serie Sub-23. Como declara en su artículo: “mientras mayor cantidad de peloteros desarrollemos en todas las categorías; más robusto será nuestro deporte nacional. Vapuleado hoy por la emigración temprana de los talentos; lo que debe mantenerse y quizás acentuarse a corto plazo”.

Un premio posible para el campeó de la SN podría ser el representar a nuestro país el torneo de Rotterdam, Holanda; u otro que se gestione en Canadá o México, sugiere. Además, subraya que antes de los play off se deberían efectuar los partidos de comodín, para definir el quinto y sexto lugares, pues ellos tendrán, junto a los cuatro primeros, los boletos directos a la Liga Cubana de Béisbol (LCB); una justa nueva, similar a las otrora Selectivas. Para la misma  sí se escogerían siete refuerzos antes del primer lanzamiento, en tanto se preservaría la identidad de las provincias.

Más sobre la propuesta del periodista de Granma

La propuesta LBC tendría lugar de octubre a enero. Comenzaría con el Juego de las Estrellas en la provincia ganadora de la Serie Nacional. Su cronograma se ajustaría a 45 pleitos (es decir, nueve contra cada rival) con play off para definir el cetro. Un aspecto clave estaría en que la remuneración de los protagonistas (peloteros, entrenadores y árbitros); sería mayor al de la contienda anterior y el premio más cotizado radicarí en la asistencia del titular a la Serie del Caribe en febrero.

Otro punto añadido por García para defender su propuesta fue que, como máximo; un jugador sumaría entre 120 y 148 encuentros en el año de ser regular en los dos eventos. Además, en la LCB se insertarían todos los contratados en Canadá, Italia, Japón; y en el futuro quizás hasta los cubanos que autoricen los dueños de equipos en la Major League Baseball.

Esta es, no obstante, solo una opinión; una idea que puede ser refutada o mejorada. Una idea que ni siquiera lleva el peso de la Comisión Nacional de Béisbol del país. Como esta hay miles de otras ideas y opiniones entre nosotros, los aficionados y la prensa especializada. Solo nos queda esperar que la voz que prevalezca cumpla su objetivo de volver a hacer brillar; con todo su esplendor este deporte en nuestra isla.

Y tú, ¿qué piensas tú que deberíamos hacer para mejorar la Serie Nacional de Béisbol?

Rinconcubano. Béisbol

rinConcubano. Béisbol

Carlos

Joven emprendedor cubano, lleno de sueños y ambiciones. Director del proyecto Rincón-Cubano, con muchas ganas de trabajar y sacarlo adelante. Aficionado de la escritura y amante de este mi país

Un comentario sobre “Mejorar la Serie Nacional de Béisbol

  • el enero 4, 2019 a las 6:13 pm
    Permalink

    Es fundamental según mi modesta opinion dedicarnos a desarrollar talentos. Invertir en las categorías inferiores, desde la base hasta juveniles y sub-23. Podemos tener una atractiva serie de desarrollo. En definitiva no tenemos ni el presupuesto ni los medios para retener los jugadores, sin embargo sería más ventajoso formarlos y exportarlos. De esa manera nuestra selección nacional estará a mayor nivel en los principales eventos y habrá mayores ingresos para el inder (no podrán poner excusas de que no hay recursos) y el país se beneficiara con las divisas de los peloteros y otros deportistas. No podemos quedarnos atrás y resistirnos al progreso!!! Sacar la cabeza de la caja cuadrada en la que hace años reposa y tanto daño le ha hecho al deporte cubano. El profesionalismo es un paso adelante si no queremos tenerlo en nuestro país bien… Pero nos podemos beneficiar de el!!!

    Respuesta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: