Nuevas normas para agilizar la inversión extranjera

El pasado jueves 2 de agosto se dieron a conocer cuatro normas complementarias que modifican la Ley de Inversión Extranjera (aprobada en marzo de 2014) y el reglamento sobre el régimen laboral en esa instancia. Reunidos en un decreto y tres resoluciones publicadas el mismo jueves en la Gaceta Oficial Extraordinaria 38, los cambios incluyen la eliminación del estudio de factibilidad como requisito obligatorio para presentar una propuesta de negocios ante el Ministerio cubano del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (MINCEX).

rincóncubano.inversión extranjera

Nuevas normas de inversión extranjera

Las nuevas normativas son el decreto 347 y las resoluciones complementarias 206 y 207, del Ministerio del Comercio Exterior (MINCEX) y la Inversión Extranjera, que regulan el funcionamiento de la Comisión de evaluación de negocios con inversión extranjera, así como la actualización de las bases metodológicas para la presentación de la información financiera. Estas entrarán en vigor dentro de 30 días naturales, y actualizan las reglas para esta actividad aprobadas en 2014 como parte de la actualización del modelo económico cubano. También se incluye la resolución 14, relacionado al Régimen Laboral en la Inversión Extranjera y que puntualiza elementos concernientes a la formalización del trabajo, las funciones de la entidad empleadora, las remuneraciones por el trabajo, así como las relaciones entre la entidad empleadora y la empresa. Además, esta resolución contempla un acápite relacionado a la solución de conflictos laborales.

Según declaró la Directora General de Inversión Extranjera del MINCEX, Déborah Rivas Saavedra, en conferencia de prensa, el objetivo fundamental de estas modificaciones es facilitar los procesos de presentación al MINCEX de los negocios con capital extranjero y agilizar el proceso de negociación por intermedio de las consultoras encargadas de elaborar los estudios. Por ejemplo, se elimina el estudio de factibilidad como requisito previo y se flexibilizan los pasos para la confección del expediente; no obstante, estos cambios no afectarán la esencia de la Ley aprobada hace cuatro años para estimular la inversión foránea.

rincóncubanO.inversión extranjera

rincóncubaNo.inversión extranjera

Decreto 347

Uno de los cambios principales está en el Decreto 347, modificativo del Reglamento de la Ley 118, pues a partir de su entrada en vigor el expediente de Oportunidad de Negocio a presentar por el inversionista para su evaluación y aprobación incluirá un estudio técnico económico de pre-factibilidad, es decir, con menos requerimientos a los que se solicitan actualmente (que la solicitud debe complementarse con un análisis de la factibilidad del negocio). “Desde ahora solo se mostrará el estudio de pre factibilidad para poder acelerar la evaluación y presentación ante nuestro ministerio, siempre respetando las normas al proceso inversionista”, acotó Rivas Saavedra.

Esto no implica la eliminación de los permisos fijados para el establecimiento de los inversionistas en el país, (como las normas relativas al medio ambiente, por ejemplo), explicó la funcionaria. Sino que se inscriben estos requisitos en fases posteriores de la tramitación.

También se indica en la Gaceta que los negociadores presentarán desde un inicio cuáles son los aportes al capital social de cada una de las partes, así como el cronograma de desembolso. Además, las bases metodológicas sufren cambios, adecuándose los indicadores sectoriales “que son aspectos muy técnicos pero que repercuten a la vez en la confección de los expedientes”. Específicamente, la nueva normativa jurídica indica que se suprimen de los documentos a mostrar de conjunto con el expediente al MINCEX los requisitos de estudio de impacto ambiental y la compatibilización con los intereses de la defensa, “a la vez que estos particulares se exigen en las disposiciones que el CITMA y el MINFAR presentan al Comité de Evaluación de Negocios con Inversión Extranjera”.

rincóncubAno.inversión extranjera

rincóncuBano.inversión extranjera

Resoluciones 206 y 207

Por su lado, la resolución 206 se refiere a la competencia y reglamento de la Comisión de evaluación de negocios con inversión extranjera. Mientras que la resolución 207 trata sobre la base metodológica empleada; para la presentación de oportunidades de inversión extranjera y la elaboración de todos los estudios e informes asociados.

Según explicó la Directora Rivas, “el propósito es quitar obstáculos y hacer más sencillo el proceso de presentación del expediente, el cual será revisado -tal y como sucede hoy- por una comisión integrada por 16 instituciones u organismos en busca de que la propuesta sea de interés para la nación”. La regulación del reglamento, deberes y responsabilidades de cada miembro de esta comisión, garantiza una mayor fluidez en los procesos.

Sobre el nuevo manual y explicaciones interesantes

Por otro lado, los cambios dados a las bases metodológicas para ser adecuadas a los indicadores sectoriales pueden parecer aspectos muy técnicos; pero repercuten a la vez en la confección de los expedientes. Aquí vemos, por ejemplo, la presentación escalonada de los diferentes permisos necesarios para cada fase. El nuevo manual le explica a consultoras nacionales e inversionistas; cómo realizar la evaluación económica de los proyectos. Simplifica el número de tablas a mostrar, además de incorporar indicadores específicos por sectores. Tales transformaciones, comentó Rivas, responden a pedidos de las propias consultoras que acompañan a los inversores en la exposición del negocio; pues plantean que el procedimiento actual no les permitía hacer un análisis con profundidad.

Las herramientas que se incorporan al proceso «mantienen la evaluación de la factibilidad de los proyectos por parte de 16 entidades que determinan el interés del estudio para Cuba y la preservación de la soberanía nacional»-aseguró la Directora General de Inversión Extranjera. La resolución 207 se ajusta a las normas ISO internacionales de presentación de información técnico-económica.

“El objetivo sigue siendo atraer de manera efectiva mayor cantidad de inversión extranjera. Potenciando aquellos sectores identificados como priorizados para el desarrollo económico y social del país en el mediano y largo plazo. Estamos claros que con estas normas no se atrae a la inversión extranjera. Debido a que la captación real se hace a través de las Oportunidades de Negocios del país. Pero si estamos seguros que logremos dinamizar hasta cierto punto los trámites de evaluación y aprobación de los expedientes. No se modifica la Ley 118, sino sus documentos complementarios”, declaró Rivas Saavedra.

rincóncUbano.inversión extranjera

rincónCubano.inversión extranjera

Resolución 14

Dentro de este conjunto de normativas jurídicas fue incluida la Resolución número 14 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social; que deroga la vigente Resolución 16 referida al régimen laboral de la inversión extranjera.

“Entre las modificaciones fijadas se encuentran definir las funciones de la empresa y la entidad empleadora. Lo que permitirá pautar aspectos sobre la indemnización al trabajador que es devuelto a la entidad empleadora por las causales pactadas por el contrato de suministro de fuerza empleadora”; señaló la funcionaria. Cuando esto sucede, el trabajador cobra por una sola vez la garantía salarial; como establece la política para los trabajadores “disponibles”.

Además, la nueva resolución propone establecer un reglamento disciplinario interno que incluye las normas de conducta y disciplina; que son de obligatorio cumplimiento por el asalariado. Así como se ratifica que la contratación de los trabajadores y su capacitación; se rigen por el Código de Trabajo y Seguridad Social y su reglamento.

Álvarez apuntó que no se introducen modificaciones significativas; sino que se trata de precisiones para aclarar temas como la solución de conflictos de trabajo.

Superando el paso de caracol

Estas disposiciones tomadas buscan hacer más ágiles los procesos de evaluación y autorización de los proyectos con capital foráneo en Cuba. A pesar de la urgencia por concretar la entrada de capital extranjero, necesidad reconocida por el Gobierno cubano; el proceso de aceptación e implementación de los proyectos era muy lento, complicado y lamentablemente repleto de lastres burocráticos; lo que desalentaba a los potenciales inversores. Esto se refleja en la lentitud con la que el capital extranjero ha estado haciendo entrada en nuestro país; a pesar de la aprobación de la Ley 118 de Inversión Extranjera en 2014.

Según indica la experiencia de otros países, cualquier sueño de desarrollo necesita de inversiones equivalentes al 20 % del producto interno bruto (PIB) o más; entre las nacionales y las extranjeras. En 2017, en nuestro país esa tasa todavía oscilaba en torno al 10 % del PIB. Del ideal de 2 mil millones o 2 mil 500 millones estimado por el gobierno como participación foránea necesaria para que la economía cubana crezca a un buen paso; solo unos 510 millones de dólares fueron invertidos durante ese periodo.

Amén de las dificultades externas impuestas por el bloqueo; lo cierto es que igual -o mayor -culpa pesa sobre los obstáculos internos. Los mismos dilatan los trámites de cualquier inversión. A pesar de disposiciones legales para reducir los plazos de negociación, por todo este tiempo persistieron enredos burocráticos entrelazados con deformaciones del entorno bancario y financiero nacional; como la dualidad monetaria y cambiaria. Todos estos factores -y más -se han venido conjugando y han retardado gestiones; desmotivando no solo a los empresarios extranjeros. Así pues, las nuevas normas son un cambio muy esperado y bienvenido; que esperamos ayude a fortalecer nuestra economía.

Rincóncubano.inversión extranjera

RincóncubanO.inversión extranjera

 

Carlos

Joven emprendedor cubano, lleno de sueños y ambiciones. Director del proyecto Rincón-Cubano, con muchas ganas de trabajar y sacarlo adelante. Aficionado de la escritura y amante de este mi país

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: