Oído absoluto. Una faceta del genio de Freddie Mercury que tal vez no conocías

Con Bohemian Rhapsody todavía haciendo eco por los cines y sitios de descarga del mundo; tanto Queen como la figura de su vocalista han visto una creciente oleada de popularidad. Ya sea en los nuevos fans que se acercan a la música e historia de este icónico grupo de rock a raíz del filme, como en los fans de siempre que experimentan ahora oleadas de nostalgia y quieren repentinamente regodearse en su conocimiento de “all-things-Queen”. Y como es obvio, en caso de que la película no lo dejara bien claro, cuando hablamos de Queen no podemos obviar la monumental presencia de Freddie Mercury. Así pues, para saciar tu avidez, hoy te hablaremos sobre una “anomalía cerebral” que el exitoso cantante poseía: el oído absoluto.

rinconcubano. Oído absoluto

¿Qué es el oído absoluto?

A grandes rasgos, el Oído Absoluto, también conocido como oído perfecto, se podría interpretar como la capacidad de leer los sonidos. En un estudio (Moulton, 2014), esta rara habilidad fue definida como “la capacidad de identificar la frecuencia de un estímulo auditivo aislado sin la ayuda de un estímulo auditivo referencial”. En otras palabras, las personas que lo poseen pueden identificar y nombrar una misma nota en varios instrumentos sin equivocarse ni una sola vez, reproducirla sin notas de referencia, decir qué tonalidad tiene nuestro timbre de casa o una bocina o tocar una melodía sin necesidad de partitura y tan solo escuchándola una vez. Una suerte de “diapasones humanos”.

Otro estudio (Veloso y Guimaraes, 2013) afirma que: “el Oído Absoluto es una habilidad que modifica el funcionamiento cerebral de aquellos que la poseen”. por consiguiente, dichas personas han mostrado diversas habilidades, tales como:

-Identificar la/s nota/s de forma aislada o simultánea junto a otras notas.

-Reproducir a la perfección una melodía escuchada por primera vez sin la necesidad de una partitura.

-Nombrar la tonalidad de una pieza musical.

-Cantar o entonar una determinada nota sin una referencia externa.

-Nombrar las notas de sonidos ambientales, como por ejemplo una bocina o el sonido de una ambulancia.

Se piensa que grandes genios de la música, como Mozart y Bach poseían esta habilidad. También se ha constatado que otras grandes figuras contemporáneas del medio han hecho gala de la misma “anomalía”. Sinatra, Stevie Wonder, Michael Jackson para nombrar algunos; amén de, por supuesto, el gran Freddie Mercury.

rinconcubanO. Oído absoluto

rinconcubaNo. Oído absoluto

¿Se hace, o se nace?

Esta capacidad que puede parecer sobrehumana ha sido estudiada desde principios del siglo XX. Aún hoy existen encarnizados debates sobre si se nace con esta destreza; o es algo que se puede aprender con la práctica. Estudios recientes se inclinan más hacia considerar la habilidad como una condición genética. Otros sostienen que se trata de una capacidad que se puede aprender; sobre todo en la fase crítica del desarrollo que se da entre los 2 y los 5 años.

Esta fue la opinión de los investigadores Fabrizio Veloso y María Ángela Guimaraes en su estudio de 2013; donde señalaron que el “oído absoluto” tiene que ver con el desarrollo del lenguaje y cómo algunas personas aprenden a “leer” notas y memorizarlas para identificarlas dentro de una escala. Sería un mecanismo similar a la forma en la que reconocemos diferentes tonalidades dentro de los colores (por ejemplo; como cuando identificamos el celeste y el índigo englobados dentro del azul). Además, afirmaron que esta habilidad no es exclusiva del ser humano; sino que también la poseen otros animales, como los pájaros y los lobos.

rinconcubAno. Oído absoluto

La aproximación más reciente

Sin embargo, un estudio reciente (de principios de este mismo año) publicado en la revista “Journal of Neuroscience”; apoya la visión de que se trataría más de una condición genética que una habilidad aprendida. Según dicha investigación, las personas poseedoras de esta habilidad tienen también una variación en sus cerebros. Específicamente, su corteza auditiva -región responsable del procesamiento de la información acústica- es significativamente más grande que las del resto.

Para llegar a esta conclusión, el equipo liderado por Keith Schneider, de la Universidad de Delaware (Estados Unidos); estudió un grupo de 20 personas entre las que se encontraban voluntarios con un entrenamiento musical mínimo; músicos sin la habilidad del “oído perfecto” y músicos que sí poseían este rasgo.

Las pruebas demostraron que el cerebro de los músicos con “oído perfecto” tenía una corteza auditiva mayor que el resto de músicos y de voluntarios con mínimas nociones musicales.

“Llevamos a cabo pruebas de comportamiento para medir la habilidad del “oído absoluto”. Luego mapeamos la corteza auditiva primaria, midiendo la respuesta en las tres áreas corticales auditivas”, declaró Schneider. “Las personas con “oído absoluto” tenían áreas corticales más grandes, con un aumento que respondía principalmente a frecuencias inferiores a 1000 Hz; y también con sintonización de frecuencias más amplias. Esto nos sugiere que estas personas utilizan una red más amplia de neuronas para representar el tono musical.”, concluyó.

rinconcuBano. Oído absoluto

rinconcUbano. Oído absoluto

¿Tercera opción?

Es también posible que se trate de ambas razones a la vez. Un tercer punto de vista aborda que se puede plantear una influencia de ambos aspectos, es decir; una confluencia de factores genéticos del desarrollo del cerebro humano junto a factores ambientales y la exposición temprana.

Actualmente la neurociencia cognitiva sigue investigando las funciones cerebrales relacionadas con la percepción y producción musical; tratando de localizar nuevos sustratos neuronales y correlaciones genéticas. Asimismo, gracias al apoyo de las tecnologías de neuroimagen, dichas investigaciones están aumentando, sin embargo; este hecho, por el momento, resulta una cuestión abierta.

rinconCubano. Oído absoluto

¿Cuántas personas realmente poseen esta habilidad?

La ocurrencia de personas con Oído Absoluto es rara. La cifra que se maneja actualmente fue presentada por Veloso y Guimaraes en 2013. Se calcula que la prevalencia estimada es de 1 sujeto por cada 10.000 personas; además de ser comúnmente más observada en músicos con entrenamiento formal.

Es posible que esta cifra parezca exagerada. Lo cierto es que si nos parece que debiera ser más común; probablemente estemos confundiendo el “Oído absoluto” con el “Oído relativo”.

Oído relativo

A simple vista es muy fácil confundir ambas habilidades. Existen personas que son capaces tocar una canción con sólo haberla escuchado una vez; pero si para tocar tal melodía necesitan un primer tono de referencia de ese mismo instrumento ya no se trata de Oído Absoluto sino de Oído Relativo.

El “oído relativo” es lo que pudiéramos llamar comúnmente como “buen oído musical”. Esta es una habilidad que sí se puede entrenar y que; aunque no deja de ser muy impresionante en sí misma, es también mucho más fácil de hallar entre los profesionales de la música. De hecho, se podría decir que es virtualmente imprescindible para un músico el tenerla. El oído relativo otorga a sus poseedores la capacidad de identificar los intervalos entre las notas dadas. Esta habilidad se entrena conforme se tocan o se cantan cada vez más melodías, reconociendo así los intervalos más comunes.

rincoNcubano. Oído absoluto

rincOncubano. Oído absoluto

¿”Gracias a” o “A pesar de”?

Y tras todo lo dicho, ¿acaso poseer oído absoluto fue la razón de la genialidad de Freddie Mercury? Nuestra respuesta se inclina hacia el NO. Comenzando por el punto de que, ser fluido en un lenguaje no garantiza ser capaz de componer poesía, por ejemplo. El oído absoluto pudo haberlo ayudado en la interpretación y a identificar tonos y notas dadas; pero la parte creativa va más a allá que la biología, que el “hardware” de una persona.

Además, para un músico es también vital la práctica y el constante estudio de su instrumento; más allá de la capacidad de acertar cada nota. No deberíamos olvidar la célebre frase del renombrado Beethoven: El genio se compone de 2% de talento; y del 98 de perseverancia y aplicación”.

De hecho, la causa originaria de esta habilidad no es el único aspecto controvertido que posee. Desde que comenzó el estudio de esta condición, los músicos se han unido al debate a su alrededor. Muchos discrepan acerca del valor y la relevancia del oído absoluto en la experiencia musical.

Aunque pueda parecer un “súper poder”, tener el “oído absoluto” para muchos músicos es una especie de maldición. Al tener tan desarrollado el sentido del tono, la mínima desafinación puede distraerles; lo que hace muy difícil que toquen en orquestas o grupos. Además, poseer esta capacidad no otorga el conocimiento inmediato de solfeo: para poder aprovecharlo en el lenguaje musical reglado. Al igual que el resto de mortales, los poseedores del “oído absoluto”; deben aprender cómo se llaman las tonalidades que sí reconocen de manera natural: es decir; que el tono de la nota “Sol” se llama “Sol”.

“Hay que aprender los nombres de las notas para poder etiquetarlas. Sin embargo, solo algunas personas pueden tener la capacidad de aprender a decirlas sin error”, puntualizó Schneider.

rinConcubano. Oído absoluto

Investigaciones futuras

El “Oído absoluto”, aunque está lejos de ser completamente develado; no es el único fenómeno auditivo de esta naturaleza que ha atrapado el interés de los científicos. El propio Schneider confió a la prensa respecto a los resultados de esta investigación; que el estudio está aún lejos de la comprensión total de esta habilidad. “No determinamos, por ejemplo, si las personas con “oído absoluto” tenían una corteza auditiva más grande desde el principio; o si se agrandó debido a su entrenamiento musical”, explicó.

La intención ahora es examinar en profundidad las áreas auditivas subcorticales para ver dónde, de manera exacta; tienen lugar los cambios en el cerebro. De forma paralela, el equipo de Schneider también se ha propuesto estudiar el fenómeno antagonista del “oído absoluto”: la amusia o la incapacidad para reconocer tonos o ritmos musicales. “Todavía estamos en una era de descubrimiento fundamental en neurociencia”, afirmó el investigador.

Rinconcubano. Oído absoluto

RinconcubanO. Oído absoluto

Fito

Fito nació en Cuba junto con el periodo especial. Estudió mucho, aprendió a pensar, y a vivir en una isla cambiante, sorprendente, rodeado de personas inimaginables. Ahora Fito escribe. Escribe mucho: sobre Cuba, sobre el mundo, sobre la actualidad de hoy, las experiencias de ayer y, por qué no, las incertidumbres de mañana. Fito escribe para expresar todo lo que ve, todo lo que piensa, todo lo que desea, todo lo que sueña… Vengan a soñar con él….

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: