¿Segunda venida de la Guerra Fría? La administración Trump, la ley Helms-Burton y cómo nos afecta

En este punto es conocimiento de casi todos nosotros que el actual clima político internacional se encuentra desfavorable. En gran medida esto se debe al cambio llevado a cabo en uno de los pesos pesados de la política mundial: Estados Unidos. A partir del 20 de enero de 2017, cuando Donald Trump comenzó su mandato, la política exterior del país ha dado prácticamente un vuelco de 180 grados con respecto a la establecida por el anterior residente de la Casa Blanca, Barack Obama. Esto ha pesado particularmente en las interacciones del gigante norteño con el resto de las naciones americanas y específicamente ahora con Cuba y la famosa ley Helms-Burton.

Por supuesto, Cuba no ha escapado del nuevo “trend”. Durante el mandato de Obama (principalmente su segunda vuelta), nuestra isla experimentó un boom de popularidad internacional fortalecido, principalmente, por la normalización de las relaciones entre ambos países. El boost económico que vimos con la afluencia masiva de turistas norteamericanos fue otra innegable ventaja.

No obstante, al tomar Trump las proverbiales riendas de la nación todo avance pareció congelarse repentinamente. Y lo que es peor aún, comenzar a retroceder.

rinconcubano. ley Helms-Burton

Recientes acontecimientos

El más reciente desarrollo en las -ahora en deterioro- relaciones entre Cuba y Estados Unidos tuvo lugar a principios del presente mes. El lunes 4 de marzo el Departamento de Estado norteamericano anunció la decisión de permitir que, a partir del próximo 19 de marzo y al amparo del Título III de la ley Helms-Burton, se presenten demandas judiciales en tribunales de los Estados Unidos únicamente contra empresas cubanas incluidas en la Lista de Entidades Cubanas Restringidas elaborada por ese gobierno en noviembre de 2017 y actualizada un año después.

Por supuesto, nuestro gobierno respondió con de forma inmediata con declaraciones tales como la del Ministerio de Relaciones Exteriores que la califica como una “pretensión solo concebible en las mentes de quienes identifican a Cuba como una posesión colonial”. Esta declaración también explica brevemente las circunstancias y varios aspectos de dicha ley:

“Desde su entrada en vigor en 1996, la ley Helms-Burton ha procurado universalizar el bloqueo económico, mediante presiones brutales e ilegales de Estados Unidos contra terceros países, sus gobiernos y sus empresas. Persigue asfixiar la economía cubana, y promover o aumentar las carencias de la población con el propósito de imponer en Cuba un gobierno que responda a los intereses de Estados Unidos.

Por sus pretensiones ilegítimas y contrarias el Derecho Internacional, la ley Helms-Burton y el bloqueo concitan el rechazo universal, reiterado durante casi tres décadas, en los más importantes organismos regionales e internacionales. El ejemplo más reciente fue en la Asamblea General de las Naciones Unidas cuando el pasado 1 de noviembre fue objeto de diez votaciones consecutivas de rechazo, en que el gobierno de los Estados Unidos quedó en absoluto aislamiento.

rinconcubanO. ley Helms-Burton

rinconcubaNo. ley Helms-Burton

Disposiciones del Capítulo II de la ley Helms-Burton

El título II de la Ley Helms-Burton dispone que el derrocamiento del gobierno revolucionario, la posterior tutela del país a cargo de un interventor estadounidense y el ulterior establecimiento de un gobierno contrarrevolucionario y subordinado a Washington tendrían como tarea inequívoca la devolución o pago a los antiguos propietarios de todas las propiedades que sean reclamadas por antiguos dueños o sus descendientes, hayan sido estadounidenses o no al momento de las nacionalizaciones o de que las abandonaron. En todo ese período, el bloqueo económico permanecería en pleno vigor.

Por consiguiente, los cubanos estarían obligados a devolver,  restituir o pagar a  reclamantes de los Estados Unidos por la casa donde viven, el terreno donde se edifican sus comunidades, la tierra agrícola donde cultivan y producen, la escuela donde se educan sus hijos, el hospital o el policlínico donde reciben servicios médicos, donde está su centro de trabajo, donde tienen un negocio particular, además de por los servicios de electricidad, agua y comunicaciones subsidiados que disfruta la población.”

Además, en ella el MINREX da -por supuesto- la visión de nuestro país respecto a las supuestas bases que justificaron la aprobación de dicha medida.

“Esta ley descansa sobre dos mentiras fundamentales: la noción de que las nacionalizaciones llevadas a cabo poco después del triunfo revolucionario fueron ilegítimas o indebidas y que Cuba constituye una amenaza a la seguridad nacional de los Estados Unidos.

Las nacionalizaciones cubanas se llevaron a cabo amparadas por leyes, con estricto apego a la Constitución y en conformidad con el Derecho Internacional. Todas las nacionalizaciones contemplaron procesos de compensación justa y adecuada que el gobierno de los Estados Unidos se negó a considerar. Cuba alcanzó y honró acuerdos globales de compensación con otras naciones que hoy invierten en Cuba como España, Suiza; Canadá, Reino Unido, Alemania y Francia.”

rinconcubAno. ley Helms-Burton

Descontento en las altas esferas del Gobierno cubano

Por su lado, tanto el Presidente Miguel Díaz-Canel, como el Canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla; hicieron eco del descontento generalizado en nuestro gobierno. En su cuenta de Twitter Díaz-Canel expresó que esta ley “Representa el anhelo anexionista y colonial, pretende provocar el cambio del sistema político y económico en Cuba. Es una afrenta a nuestra soberanía y dignidad. La Helms-Burton es absurda e ilegal. Señores imperialistas aprendan de una vez: la dignidad es invencible”. Por su lado, Bruno Rodríguez declaró que la “incorporación arbitraria por parte del Departamento de Estado de EE.UU. de nuevas entidades cubanas a la lista infame, de noviembre de 2017 y 2018; de empresas de Cuba bajo medidas adicionales de bloqueo”.

rinconcuBano. ley Helms-Burton

rinconcUbano. ley Helms-Burton

Todos nosotros hemos hablado de ella en las clases de historia, pero ¿cuánto conocemos de esta ley y sus consecuencias en realidad?

Podríamos decir que la ley Helms Burton es, a grandes rasgos, un souvenir de la Guerra Fría, cuya publicación fue ordenada el 3 de marzo de 1996. El 13 de marzo de ese mismo año el entonces Presidente de los EE.UU., Bill Clinton, firmó la llamada Ley de la Libertad Cubana y Solidaridad Democrática, más conocida por los nombres de sus principales promotores; el senador por Carolina del Norte, Jesse Helms, y el representante por Illinois, Dan Burton. Esta ley extendió la aplicación territorial del inicial bloqueo contra nuestro país hacia compañías extranjeras negociando con Cuba. Además, penaliza a dichas compañías por un supuesto “tráfico” con propiedad anteriormente perteneciente a ciudadanos de los EE.UU. y confiscada por el gobierno cubano. También cubre la propiedad anteriormente poseída por cubanos que se convirtieron luego en ciudadanos norteamericanos.

La ley en sí había sido propuesta en 1995, pero no había sido aprobada en el congreso; pues numerosos demócratas se habían opuesto. No obstante, el derribo por parte de nuestro gobierno de dos aviones con pilotos norteamericanos; el 24 de febrero del ’96 cambió la marea a favor esta la legislación.

La ley incluye sanciones internacionales contra el gobierno cubano, embargo económico (bloqueo); declara que a cualquier compañía no norteamericana que negocie con Cuba se le puede prohibir la entrada a los EE.UU. y aplicárseles sanciones. Prohíbe el reconocimiento de un gobierno cubano que no haya provisto a los EE.UU. de la compensación reclamada por las propiedades confiscadas… la lista es larga.

La ley tiene varios títulos (algo así como acápites). El Título I está dedicado a reforzar el bloqueo; mientras que el Título II se refiere a la política estadounidense de “asistir a una Cuba libre e independiente”.

rinconCubano. ley Helms-Burton

El título III y sus problemas

Por su lado el Título III, que es el principal actor de los recientes acontecimientos, es el que crea la causa civil que permite a los nacionales estadounidenses (antiguos cubanos o no) reclamar la propiedad “confiscada” y demandar en corte norteamericana a quiénes puedan estar “traficando” con ella. Este Título también permite a los presidentes de dicha nación; la autoridad de suspender la demanda por períodos de hasta 6 meses si es de interés para la nación. Esta autoridad ha sido ejercida por varios presidentes hasta la fecha; y ese aspecto de la legislación ha estado congelado por 21 años. Hasta la fecha cuando Trump anunció que solo firmaría por una suspensión de 45 días; y que a partir del 19 de marzo podían comenzar las demandas a empresas extranjeras que negocian con Cuba.

Afortunadamente para el lado demandado (el cubano), la cuota a pagar en las Cortes norteamericanas para iniciar una de estas demandas es de $6458 USD; un precio que debería desmotivar las demandas, excepto las más serias. Es también este tercer título el que permite penalizar y demandar a compañías extranjeras que negocian con nuestro país.

Por su lado el Título IV es el que indica que se le negará la visa a EE.UU. así como la presencia en dicho país, a aquellas personas que “confiscaran” o “traficaran” con dicha propiedad reclamada.

Rinconcubano. ley Helms-Burton

rInconcubano. ley Helms-Burton

Consecuencias posibles de la ley Helms-Burton y circunstancias actuales

Más allá de las demandas puntuales que pudieran aparecer en contra de nuestro país; la ley Helms-Burton en en general un duro golpe para los planes de inversión extranjera de Cuba.

A raíz de la normalización de las relaciones entre ambos países con el mandato de Obama, esta ley no pesaba tanto en las perspectivas económicas de nuestra isla; no obstante, con la llegada de la administración Trump y la actitud que ha tomado hacia el tema Cuba, la situación cambió. Repentinamente, la ley Helms-Burton será algo que quienquiera que piense iniciar una aventura económica en nuestro país tiene que considerar. Especialmente ahora, que ha vuelto a ser puesta bajo la mirada internacional.

Peter McKenna, profesor titular de Ciencias Políticas de la Universidad del Príncipe Edward (Charlottetown, Canadá); considera que esta nueva acción se trata de una movida de Trump en pos de las próximas elecciones de 2020. Específicamente, parece que Trump tiene la vista puesta sobre Florida; un tradicional swing-state (lo mismo vota a demócratas que a republicanos). Con lo que espera asegurarse el voto con el recrudecimiento de las políticas hacia Cuba.

Con su más reciente movida política, Trump declaró que “Animamos a cualquier persona que esté haciendo negocios con Cuba; a reconsiderar si están traficando con propiedad confiscada”. Una vez que los 45 días lleguen a su fin; los ciudadanos norteamericanos serán libres de llevar sus casos a las cortes. Hay aproximadamente 6000 reclamos (con unos 200000 pendientes) de esta naturaleza que han sido certificados en los Estados Unidos. No obstante, el cobro de cualquier daño sería solo aplicable a aquellas compañías que tienen intereses comerciales con EE.UU.

riNconcubano. ley Helms-Burton

McKenna no cree que  tendrá buenos efectos la ley Helms-Burton

Para el Profesor McKenna, esta medida que Trump ha tomado no dará los resultados que el mandatario espera; y será contraproducente para los Estados Unidos a nivel internacional. Por un lado, la medida trae implicaciones significativas para los negocios canadienses; que tienen trato con Cuba y para políticos federales. Compañías como, por ejemplo, Sherritt International (con base en Toronto). Esto pondrá a Canadá en una tensa posición respecto a la Casa Blanca. Desde el punto político y diplomático McKenna espera que este movimiento; sea visto como contraproducente por el resto de los países americanos. Además, prevé que la medida permita más espacio político y económico para China y Rusia en el continente.

rinConcubano. ley Helms-Burton

rincOncubano. ley Helms-Burton

Fito

Fito nació en Cuba junto con el periodo especial. Estudió mucho, aprendió a pensar, y a vivir en una isla cambiante, sorprendente, rodeado de personas inimaginables. Ahora Fito escribe. Escribe mucho: sobre Cuba, sobre el mundo, sobre la actualidad de hoy, las experiencias de ayer y, por qué no, las incertidumbres de mañana. Fito escribe para expresar todo lo que ve, todo lo que piensa, todo lo que desea, todo lo que sueña… Vengan a soñar con él….

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: